El desafío

Tigo viene haciendo inversiones importantes en Bolivia para mejorar su servicio de INTERNET, y debíamos encontrar una manera fresca y moderna de decírselo a la gente.

La solución

En base a la data suministrada se realizó un análisis estratégico y se identificó una concentración de la comunicación del sector en torno al atributo técnico de velocidad, esforzándose todos los competidores por mostrarse como “los que tiene el plan con más megas”, mientras que las quejas, observaciones y solicitudes más frecuentes a nivel técnico entre los clientes no eran por tener más megas, sino por contar con un servicio estable, con cobertura y sobre todo que se adapte de forma personalizada a sus necesidades  y modos de conexión, para los clientes “Internet es parte de nosotros donde sea que estemos”.

En el análisis también se identifico la oportunidad de conectar mejor con la audiencia joven, considerando fenómenos tales como la proliferación de youtubers e influencers nacionales, y la tendencia de aumento en la generación de micro-contenidos de video por parte de los usuarios, aprovechamos esto asociando y mezclando la palabra internet con otras palabras, presentes en la jerga de uso común de los clientes.

Esta campaña mejoró el nivel de aceptación de la marca y posicionó a Tigo como el proveedor más importante de internet a nivel nacional.