En 2018 la publicidad boliviana vivió un momento largamente esperado, luego de varios años sin un festival nacional de publicidad finalmente se concretó “El Locoto”, y los resultados fueron muy positivos.

¿Cómo estuvo El Locoto?

La edición 2018 contó con 28 participantes y más de 200 piezas inscritas, se llevó a cabo el 23 y 24 de noviembre en el hotel DyM de La Paz, contando con la presencia de las agencias más importantes del país, y una grilla de expositores y talleristas de lujo.

Dentro de las categorías, como novedad, se habilitó el Locoto Histórico, un espacio para reconocer las piezas y campañas realizadas entre 2010 y 2014, esta categoría respondió a la necesidad de darle el merecido reconocimiento a ese laburo creativo, que tuvo impacto, fue efectivo y estuvo bien producido pero que quedó en el baúl de recuerdos por falta de un festival nacional.

El festival tuvo alto nivel de las piezas en competencia, aplaudimos el “Grooming Detector” y “LinkedKids” de Nexus BBDO, campañas con un alto componente de interés social orientado la niñez, (esas que desearías que se te hubieran ocurrido a ti), y que merecidamente destacaron en varias categorías.

Otro de los puntos altos fue la calidad del jurado, la organización logró sumar profesionales extranjeros muy reconocidos y profesionales bolivianos que se desempeñan exitosamente en agencias del exterior, para evitar las críticas y sesgos que suelen ser notorios en otros eventos nacionales de premiación “intelectual y cultural”.

Dentro de los talleres, se ofrecieron varios interesantes, y uno de los que más disfrutamos fue el de Juani Bernardez, un crack de la planificación estratégica, que no solo habla de la importancia de la data, la estrategia, y el planning, sino que vive de aplicar todo eso. Este taller fue muy revelador por sus ejemplos, revisó casos de campañas multipremiadas, incluso con leones Cannes, con gran relevancia creativa, pero que estratégicamente resultaron ser irrelevantes porque generaron alta recordación pero no un resultado comercial.

También se realizó la noche de carpetas, el espacio para poder interactuar con la camada de futuros profesionales, revisar sus trabajos y darles algunos consejos individualmente. Esta actividad nos deja la tranquilidad de saber que la gente joven, talentosa y que va a hacer buena publicidad como modo de vida está ahí, y que solo requieren el empujón correcto para romperla en el país o afuera.

¿Qué nos trajimos del festival? 

Como agencia por supuesto estamos muy orgullosos de los premios obtenidos, de alguna manera sentimos que saldamos una deuda que teníamos con algunas personas que hicieron posible esas piezas y por algún motivo ya no se encuentran trabajando dentro del equipo, pero lo que nos llevamos con más cariño es el reencuentro con los colegas de otras agencias, con los amigos que triunfan en el exterior y retornaron para este evento, y con las nuevas amistades que hicimos en el evento.

También nos queda una potente sensación de renovación a nivel industria, creemos que El Locoto fue un reboot necesario para impulsar una franquicia que promete varios capítulos en el futuro.

Haciendo un paréntesis, La Paz es una ciudad que no visitamos tan seguido, y siempre nos recibe bien, esta vez con menuditos, chela y un  excelente after en Sopocachi.

Agradecemos a los organizadores, Panda, Dieter, Ceci y a Kato de La Escuelita, esperamos que El Locoto siga picando por muchos años.

Puedes ver más sobre los jurados, las categorías y los ganadores en el sitio y la fanpage del evento:

https://www.locotopublicitario.com/

https://www.facebook.com/ellocotopublicitario/